Estrategia

Nos Concentramos en maximizar el valor de nuestros activos inmobiliarios agrícolas

Intentamos adquirir propiedades sub-utilizadas a precios atractivos y desarrollarlas para lograr usos más productivos.

Procuramos maximizar el rendimiento de nuestros activos y rentabilidad general mediante:

  • I la identificación, adquisición y explotación de propiedades agropecuarias con perspectivas atractivas de producción agropecuaria y/o de valorización a largo plazo y venta selectiva de aquellas cuya valorización se ha materializado,
  • II la optimización de los rendimientos y la productividad de nuestros campos a través de la implementación de tecnologías y técnicas agrícolas de punta y
  • III la preservación del valor de nuestra importante inversión de largo plazo en el sector inmobiliario urbano, detentada a través de nuestra afiliada IRSA.

Realizamos nuestras actividades agropecuarias con el foco en maximizar el valor de nuestros activos inmobiliarios. Buscamos rotar nuestro portafolio de campos mediante la adquisición de grandes superficies de tierras con alto potencial de apreciación y su venta selectiva cuando surge la oportunidad de obtener ganancias de capital atractivas. Consideramos que nuestra capacidad de obtener ganancias como resultado de la valorización de nuestros campos se basa en los siguientes principios:

Adquisición de propiedades subutilizadas y mejoramiento de su uso:

Procuramos comprar propiedades subutilizadas a precios atractivos y transformarlas para lograr usos más productivos. Apuntamos a hacerlo mediante:

  • I la transformación de tierras improductivas en ganaderas,
  • II la transformación de tierras ganaderas en tierras adecuadas para usos agrícolas más productivos,
  • III el mejoramiento del valor de las tierras agrícolas cambiando su uso para actividades agrícolas más rentables y
  • IV llegar a la etapa final del ciclo de desarrollo inmobiliario transformando propiedades rurales en urbanas, a medida que los límites de los desarrollos urbanos se extienden a las zonas rurales. Para ello, generalmente nos concentramos en adquisiciones de propiedades fuera de las regiones agrícolas más desarrolladas y/o propiedades cuyo valor posiblemente incremente por su proximidad a infraestructura existente o que se prevé incorporar.

Aplicación de nuevas tecnologías para mejorar los rendimientos operativos y el valor de las propiedades.Consideramos que es posible mejorar la productividad y el valor a largo plazo de tierras de bajo costo y/o subdesarrolladas mediante la inversión en nuevas tecnologías tales como semillas modificadas genéticamente y de alto rendimiento, técnicas de siembra directa, maquinaria, optimización del rendimiento de cultivos mediante rotación de tierras, riego y el uso de fertilizantes y agroquímicos. Para mejorar nuestra producción ganadera empleamos tecnología genética y tenemos un estricto plan de sanidad animal controlado periódicamente mediante sistemas de trazabilidad. Además, hemos introducido un feedlot para optimizar nuestra administración ganadera y tecnologías de punta para ordeñe en nuestras actividades de tambo.

Anticipación a las tendencias del mercado.Buscamos anticiparnos a las tendencias del sector agropecuario:

  • I detectando oportunidades que se generan por el desarrollo económico a nivel local, regional e internacional,
  • II detectando aumentos o disminuciones en la oferta y la demanda de mediano y largo plazo, provocados por los cambios en los patrones de consumo de alimentos y
  • III utilizando la tierra para la producción de alimentos y energía, en cada caso previendo las tendencias del mercado.

Expansión Internacional.
Si bien la mayoría de nuestras propiedades están ubicadas en diferentes áreas de Argentina, hemos iniciado un proceso de expansión hacia otros países latinoamericanos. Consideramos que existe una oportunidad atractiva de adquirir y desarrollar propiedades agrícolas fuera de Argentina y nuestro objetivo es replicar nuestro modelo de negocios en dichos países, entre los que se incluyen, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Por ejemplo, en 2005 junto con diversos socios brasileños fundamos BrasilAgro. Luego de varias transacciones y acuerdos, hemos concluido los acuerdos de accionistas firmados con nuestros socios y detentamos una posición de 39,64% sobre el capital accionario de dicha compañía. Desde el año fiscal 2011, nuestros estados financieros consolidan los estados financieros de Brasilagro. En el marco de una serie de operaciones que constituyeron para Cresud una nueva expansión del negocio agrícola-ganadero en Sudamérica, en el mes de julio de 2008, adquirió, a través de múltiples sociedades, 12.166 hectáreas ubicadas en Santa Cruz de la Sierra, República de Bolivia por un monto total de USD 28,9 millones. En junio de 2011, se han adquirido dos parcelas ubicadas en la misma región, con una extensión total de aproximadamente 5.000 has, destinadas a la explotación agrícola. Adicionalmente, en ese mismo mes, se ha acordado la venta de una parcela de tierra de 910 has dedicada a la producción agrícola por un monto total de USD 3,6 millones, equivalente a USD 4.000 por hectárea, la cual había sido adquirida en el año 2008 a un precio por hectárea de USD 2.300. Por otro lado, en el mes de septiembre de 2008, Cresud ha suscripto una serie de acuerdos a efectos de actuar en el mercado inmobiliario y agrícola-ganadero y forestal en la República del Paraguay. En dicho acuerdo, se constituye una nueva sociedad junto a Carlos Casado S.A., denominada Cresca S.A., donde Cresud participa con el 50% y asume la calidad de asesor para la explotación agrícola, ganadera y forestal de una propiedad rural de 41.931 hectáreas y de eventualmente una cantidad de hasta 100.000 hectáreas ubicadas en Paraguay, derivadas de una opción de compra ya ejercida, cuya escrituración por parte de Cresca deberá instrumentarse en los próximos meses.En diciembre de 2013, vendimos el total de nuestra participación en "CRESCA", del cual detentábamos el 50% de su capital social, a nuestra subsidiaria Brasilagro por un monto de USD 18.5 millones, sumándole, de esta manera, 145.000 hectáreas en el Chaco Paraguayo, a su portfolio de tierras para desarrollo.

Aumentar y optimizar la producción.
Buscamos aumentar y mejorar nuestra producción a través de las siguientes iniciativas: Implementación de tecnología: Procuramos continuar utilizando tecnología de última generación para aumentar nuestro rendimiento productivo. Planeamos efectuar nuevas inversiones en maquinaria e implementar técnicas agrícolas tales como la siembra directa a fin de mejorar la producción de cereales. Consideramos que podemos mejorar el rendimiento de los granos utilizando fertilizantes y semillas de alto potencial (GMOs) e introduciendo técnicas avanzadas de rotación de campos. Asimismo, prevemos continuar instalando equipos de riego en algunos de nuestros campos para lograr mayores niveles de producción.

Cresud trabaja para aumentar su productividad y rendimientos utilizando tecnología de avanzada

Procuramos continuar mejorando la producción ganadera por medio del uso de técnicas avanzadas de cría y tecnologías relacionadas con la sanidad. Asimismo, proyectamos mejorar el uso de pasturas y prevemos continuar invirtiendo en infraestructura, como ser, el desarrollo de instalaciones de suministro de agua y alambrados electrificados.

Hemos implementado un sistema de identificación individual de animales, empleando identificadores plásticos para nuestro ganado e identificadores "RFID" para nuestra hacienda en tambo a fin de cumplir con las leyes nacionales en materia de trazabilidad. También hemos adquirido un software de Westfalia Co., que nos permite almacenar información individual acerca de cada una de nuestras vacas lecheras. En la actividad ganadera, hemos iniciado la primera operación de procesamiento de carne integrada verticalmente de Argentina mediante la concreción de una asociación con Tyson Foods (a través de su subsidiaria controlada Provemex Holdings LLC), en adelante "Tyson Foods", para establecer Cactus Argentina S.A. ("Cactus"), un operador de feedlot y establecimientos frigoríficos.

Respecto de nuestra producción de leche, planeamos seguir desarrollando la actividad mediante el uso de tecnología de última generación y de técnicas avanzadas de alimentación así como técnicas relacionadas con sanidad animal. Por ejemplo, en mayo de 2007 inauguramos una de las instalaciones de producción de lácteos más modernas de Argentina, logrando una capacidad de producción diaria de más de 40.000 litros.

Expansión de la producción.
Procuramos incrementar nuestra producción de granos, hacienda y leche a fin de lograr economías de escala:

Aumentando nuestra superficie de tierras en diversas regiones del país aprovechando las oportunidades atractivas de adquisición de campos a medida que surjan.

Mediante el arrendamiento de campos con el objeto de complementar nuestra estrategia de expansión, utilizando nuestra liquidez para inversiones productivas en nuestras principales actividades agropecuarias. Consideramos que el arrendamiento mejora nuestra capacidad de diversificar nuestra producción y concentración geográfica, en particular en áreas que no ofrecen perspectivas atractivas de valoración de tierras.

A través del desarrollo de campos en áreas en las que la producción agropecuaria no está aprovechada a su máximo potencial. Al 30 de junio de 2014, poseíamos como reserva de tierras 366.003 hectáreas propias y aproximadamente 132.000 hectáreas en campos en concesión, las cuales se encuentran en zonas subutilizadas donde la producción agropecuaria no se encuentra totalmente desarrollada. Creemos que existen herramientas tecnológicas para poder mejorar la productividad de estos campos y lograr así su apreciación a largo plazo. Sin embargo, reglamentaciones ambientales actuales o futuras podrían impedirnos desarrollar completamente nuestras reservas de tierra, exigiéndonos mantener una parte de tales terrenos como reservas de terrenos naturales no destinados a producción.

Mediante la diversificación del mercado y del riesgo climático a través de la ampliación de nuestra cartera de productos y terrenos. Nuestro objetivo es continuar diversificando nuestras operaciones a fin de producir una gama de productos agrícolas diferentes en distintos mercados, en forma directa o mediante asociaciones con terceros. Consideramos que la diversificación en nuestra cartera de productos atenúa nuestra exposición a la estacionalidad, las fluctuaciones en los precios de los commodities, el clima y otros factores que afectan al sector agropecuario. Para alcanzar este objetivo en Argentina, prevemos tener en propiedad y arrendar campos en diversas regiones con diferentes condiciones climáticas, sembrando además una canasta diversificada de productos. Además, consideramos que el continuar expandiendo nuestras operaciones agrícolas fuera de Argentina mejorará nuestra capacidad de producir nuevos productos agrícolas, diversificando aún más nuestra cartera de productos, y ayudará a atenuar aún más nuestra exposición a las condiciones climáticas de la región y a los riesgos específicos del país.

Preservación del valor a largo plazo de nuestra inversión en IRSA

La preservación del valor a largo plazo de inversiones significativas en el sector inmobiliario urbano a través de IRSA

Buscamos mantener el valor en el largo plazo de nuestra significativa inversión en el sector inmobiliario urbano a través de IRSA. Creemos que IRSA es el mejor vehículo para acceder al mercado de bienes raíces urbano, por su importante y diversificado portafolio de propiedades residenciales y comerciales, la fortaleza de su management y lo que consideramos son sus perspectivas atractivas de crecimiento y rentabilidad futuros.